Calabacines rellenos de atún

Icono dificultad media

Dificultad: media

Icono tiempo

Tiempo: una hora

Icono cocinado

Requiere cocinado: SÍ

Una gran forma de incorporar la verdura a nuestra dieta es hacerlo con recetas sabrosas. Preparaciones que estén llenas de sabor, y permitan acercar estos alimentos a cualquier miembro de la familia. En este sentido, hoy traemos una receta perfecta para que todos queden maravillados. Se trata de calabacines rellenos con atún y una especie de sofrito y bechamel al mismo tiempo. Si quieres descubrir una receta sana y rica, no te pierdas los siguientes pasos.

Ingredientes

Las cantidades están pensadas para 4 personas

  • 1 lata de atún claro ALBO en aceite de oliva 
  • 4 calabacines 
  • 4 dientes de ajo 
  • 1 cebolla 
  • 1 cucharada pequeña de harina 
  • 8 cucharadas de tomate frito 
  • 1 vaso de leche 
  • Una pizca de pimienta negra molida y de orégano 
  • Queso rallado para gratinar 
  • Sal 
  • Aceite de oliva virgen extra 

¿Qué vamos a necesitar?

  • Un horno 
  • Una sartén 
  • Un vaciador de cocina o una cuchara 
  • Una tabla de corte 
  • Un cuchillo bien afilado 
  • Una cuchara de madera

¿Cómo hacer calabacines rellenos de atún y bechamel?

Paso 1: vacía los calabacines

Lava muy bien los calabacines y pártelos a la mitad en sentido longitudinal. A continuación, y con mucha delicadeza, con un cuchillo haz un corte por todo el borde, separando la carne de la piel. Ten cuidado de no agujerear la piel. Cuando lo tengas retira la carne del calabacín con un vaciador de cocina o una cuchara y resérvala.  

Paso 2: hornea las pieles

Lava muy bien los calabacines y pártelos a la mitad en sentido longitudinal. A continuación, y con mucha delicadeza, con un cuchillo haz un corte por todo el borde, separando la carne de la piel. Ten cuidado de no agujerear la piel. Cuando lo tengas retira la carne del calabacín con un vaciador de cocina o una cuchara y resérvala.  

Paso 3: prepara el sofrito

Corta finamente los dientes de ajo y la cebolla. Haz lo mismo con la carne de los calabacines. Pon un poco de aceite de oliva en una sartén a fuego medio. Añade primero el ajo picado, y en cuanto empiece a freírse, incorpora la cebolla. Déjalos hacerse durante unos minutos, hasta que la cebolla esté transparente.  

Paso 4: elabora el relleno

Cuando tengas el sofrito pochado, añade la carne del calabacín bien picada. Salpimiéntalo y deja que se haga unos 5 minutos. Añade el tomate frito y el orégano y deja que se haga mezclándolo bien. 

Paso 5: haz la bechamel

Ahora deberás hacer una especie de bechamel junto con el sofrito. Para ello añade una cucharada pequeña de harina y remueve con intensidad durante unos instantes. Cuando la harina esté cocinada añade la leche. Remueve hasta que la leche se integre, como si fuera una bechamel. Finalmente, paga el fuego, escurre el atún ALBO y añádelo a la mezcla. Remueve bien para que el atún se distribuya.

Paso 6: rellena y hornea

A continuación, rellena los calabacines con el sofrito. Cuando los hayas rellenado, cúbrelos con el queso rallado. Introdúcelos en el horno a gratinar. Espera a que el queso se funda y se dore y retíralos.  

 

Producto utilizado

Atún claro Albo

Atún claro ALBO en aceite de oliva

Para elaborar nuestro atún claro en aceite de oliva, seleccionamos los mejores atunes, los hervimos y los conservamos. Un proceso que casi no ha cambiado en 150 año, y donde el respeto por la materia prima es fundamental. Para su conservación empleamos el mejor aceite de oliva, consiguiendo así potenciar el sabor de nuestra conserva.  

Con nuestro atún claro podrás incorporar a tu dieta fácilmente un alimento rico en ácidos grasos Omega3, los cuales ayudan a evitar la formación de trombos en las venas arteriales. 

Más recetas con atún